Aromaterapia: terapia natural

Al igual que otras terapias naturales, la aromaterapia no es invasiva, ni traumática, ti tiene efectos secundarios.
Para hallar los orígenes de la aromaterapia debemos remontarnos a la prehistoria.
Prácticamente sin excepción, todas las civilizaciones han utilizado de una u otra manera los aromas en su vida cotidiana ya sea con fines medicinales, espirituales o cosméticos.

Cualquiera de nosotros puede comprobarlo en la actualidad: echar al fuego de la lumbre ciertas especies vegetales, eucalipto, romero, etc, hace que éstas desprendan un aroma que evoca la salud y la limpieza. Todos los pueblos antiguos consideraron que ciertas plantas tenían un carácter sagrado y las otorgaron en ofrendas.

Hoy sabemos que las especies vegetales que ofrece la naturaleza contienen propiedades químicas vitales para el ser humano, tanto por su capacidad de nutrición como de curación.

Los aromas eran también habituales, en la vida cotidiana de los antiguos egipcios, y algunos de ellos se destinaban especialmente a ciertas divinidades: el Sol era homenajeado con incienso, y la Luna, con mirra.

Los textos jeroglíficos nos han enseñado que los sacerdotes, que ejercían también de médicos en aquella época, prescribían mirra para aliviar inflamaciones, y que los aceites y ungüentos se usaban también para curar diversas dolencias. Diversos estudios químicos han demostrado que las momias mejor conservadas son aquellas en que se usaron más variedad de aceites.

El valor de las esencias.

Las esencias de plantas medicinales son aceites aromáticos volátiles, uno de los componentes que intervienen en el proceso de la fotosíntesis vegetal. De cada uno de los aceites esenciales emana un olor característico. Los aceites que contiene cada especie vegetal se depositan en diversos puntos de su cuerpo: en las raíces, como ocurre con el sándalo o el nardo índico; en las hojas, como en el caso del pino o el eucalipto, o en las flores, como en los cítricos.

De acuerdo a parámetros químicos, las esencias de las plantas medicinales tienen una composición similar al sistema hormonal de animales y personas, es decir, tienen capacidad para actuar sobre otros organismos. El aroma que despide una esencia se compone de minúsculas moléculas que tienen una determinada estructura, cuando se inspiran o se absorben por la piel producen una modificación orgánica tanto en el sistema metabólico como en las fibras musculares lisas, por ejemplo, la manzanilla dulce tiene la virtud de relajar dichas fibras y, por lo tanto, aliviar convulsiones y espasmos.

Los aceites esenciales utilizados por la aromaterapia penetran en la piel y se expanden hacia todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo y el sistema linfático, lo que hace de la epidermis, junto con el olfato, uno de los vehículos fundamentales de la aromaterapia.

En nuestro Herbolario naturexpress puedes encontrar productos relacionados con la aromaterapia.

Tags:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)