Aromaterapia: las esencias en la actualidad

A comienzos del siglo xx, gracias a la labor del químico francés Rene M. Gottefosse, considerado el padre de la aromaterapia, porque fue quien utilizó esta palabra porrimera vez para referirse a su trabajo con aceites esenciales, verificó que éstos contenían importantes virtudes antisépticas y curativas, y demostró que a través de la piel, el organismo puede absorber sustancias grasas que tienen una estructura molecular muy pequeña, tal y como ocurre con los aceites esenciales.

El químico francés se interesó por los aceites esenciales a raíz de un accidente que tuvo, quemándose la mano en su laboratorio y recordó que la lavanda curaba quemaduras, de modo que sumergió su mano en esta. Su curación fue tan rápida y positiva que comenzó a estudiar los aceites esenciales para descubrir de qué modo incidían a través de la piel y el olfato, y el efecto que ejercían sobre el sistema nervioso.

A través de investigaciones con bases científicas se han comprobado los efectos terapéuticos de los aceites esenciales prácticamente en todo el mundo, y sus usos se han convertido en una de las opciones alternativas de salud, belleza y bienestar más aceptadas, ya que hoy no se duda de la capacidad de las esencias para reforzar el organismo, porque las esencias, una vez en su interior oxigenan las células, ayudan a mejorar y robustecer el sistema inmunológico, alivian dolores y malestares físicos, y ayudan en la recuperación psicológica en situaciones traumáticas.

Recientes descubrimientos han distinguido los diferentes componentes de las esencias vegetales, entre los cuales se encuentran vitaminas, hormonas, antibióticos y otras sustancias, lo que certifica su capacidad terapéutica. Precisamente por la alta concentración de principios activos, los aceites esenciales pueden combatir eficazmente una cantidad de enfermedades pulmonares, otorrinolaringológicas, hepáticas, del sistema hormonal, reproductor y digestivo, de las vías urinarias y de la piel.

Está comprobado que la bronquitis, los catarros crónicos y las infecciones de las vías respiratorias encuentran en la aromaterapia una cura definitiva, y que las fermentaciones intestinales, colitis y enteritis son generalmente tratadas muy positivamente con métodos aromaterapéuticos.

La acción de los aceites aromáticos es también beneficiosa para tratar dolores reumáticos, pero fundamentalmente se recomiendan para tratar enfermedades de tipo nervioso; los baños con esencias tonifican y devuelven su equilibrio al organismo cuando éste se halla en crisis; el efecto depurativo de las esencias libera a la sangre y a los tejidos de sustancias tóxicas y grasas.

Los aceites esenciales pueden aplicarse por vía interna, generalmente en forma de gotas y en pequeñas dosis, y por vía externa, como linimento para frotaciones, baños, inhalaciones o fumigaciones.

Las fragancias pueden emplearse para reducir el grado de ansiedad y malestar que sufren los enfermos sometidos a tratamientos de larga duración.

En nuestro Herbolario naturexpress puedes encontrar productos relacionados con la aromaterapia.

Tags:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)